Los problemas de la administración pública están relacionados principalmente con la toma de decisiones de los servidores al servicio del estado y que impacta en la población en su conjunto. La administración pública obedece a circunstancias históricas que la convirtieron en una disciplina que hoy en día es una condición sine qua non en el desarrollo del trabajo al servicio de los organismos públicos ya sean internacionales, federales, estatales o municipales. La administración pública no es una disciplina aislada, sino que está fuertemente interconectada con otras disciplinas sociales tales como la economía, la sociología, la ciencia política, la psicología que comparten métodos y sistemas. La administración pública se construye acumulando saber, edificando una estructura de conocimiento sistemático sobre su objeto de estudio. Esta línea implica consideraciones estáticas y dinámicas de los fenómenos sociales que cambian día a día.

En archivo